Sancionan a fabricante de software por piratería de código abierto

Tribunal estadounidense de apelaciones ha sentado un importante precedente legal en una causa sobre violación de licencias de código abierto. El fallo puede tener gran impacto para otros desarrolladores independientes.

Aunque un programa de software puede ser descargado gratuitamente de Internet junto a su código fuente, esto no implica que quien lo descarga pueda ignorar las condiciones de la licencia adjunta. Tal es el texto de un fallo pronunciado por un tribunal estadounidense de apelaciones en Washington esta semana. El catedrático de derecho Lawrence Lessig, creador de la licencia Creative Commons, califica la decisión de “una victoria de gran importancia”.

En la causa, caratulada Jacobsen vs. Katzer, el programador Robert Jacobsen, quien había desarrollado un programa Java para la operación de ferrocarriles en miniatura, se querella contra Matthew Katzer and Kamind Associates. El programa de Jacobsen fue publicado bajo la licencia Artistic License 1.0, y puede ser descargado gratuitamente de Internet. La licencia permite que el código sea utilizado en otros programas, bajo la condición que estos programas también sean publicados con una licencia del mismo tipo.

La empresa Matthew Katzer and Kamind Associates, dedicada al desarrollo de software para ferrocarriles en miniatura, integró el código de Jacobsen en uno de sus programas, procediendo luego a vender el software sin hacer referencia al programador inicial. Tal es una clara infracción de las condiciones de la licencia, según queda constatado en el fallo del tribunal.

El fallo establece que las licencias de tipo Artistic License, Creative Commons y GPL, son vinculantes y no pueden ser ignoradas. Si el usuario del programa no respeta las condiciones, la protección proporcionada por la licencia queda revocada automáticamente, con lo que el usuario incurre en una violación corriente de Copyright, y puede ser sancionado según las leyes vigentes.

Con ello queda establecido que los entornos de código abierto no son una suerte de mesa de autoservicio, donde los desarrolladores comerciales de software puedan recoger código e incorporarlo en sus propios programas sin respetar las reglas vinculadas al código original.

Fuente: DiarioTI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s